miércoles, 19 de enero de 2011

Resumen 2010

Aunque un poco tarde, aquí va el resumen del 2010... hace dias que lo tenía pendiente y hoy motivado por la notícia que he sido aceptado para el UTMB 2011 me he animado a publicar la entrada. Esto es mi ultra 2010:

Después de un 2009 en que empecé a saborear un poco lo que es el mundo ultra, me planteé el dejar atrás las carreras de ventitantos kilometros y pasar a correr distancias más largas. Por lo que empecé el año con mil dudas y sin saber muy bién que pasaria. La carrera objetivo del año el Ultra Trail de Andorra en junio y el otro objetivo sumar los puntos para poder correr el Ultra Trail del Montblanc en siguientes ediciones.



Me organicé el calendario para rodar y coger ritmo los meses de enero, febrero y marzo corriendo la media maratón y maratón de Barcelona. Entrenos en asfalto, siempre atento al cronómetro y con unas cuantas series cada semana.



Inmediatamente después del maratón de Barcelona empecé los entrenos de montaña (uf! Que cambio!) disfrutando mucho más de las sensaciones y dejando de mirar el crono. La idea principal era correr, correr y correr. Intentar cargar de kilometros para llegar a las primeras pruebas de larga distáncia en buenas condiciones.



En Abril corrí el maratón de la Fageda en La Sénia aprendiendo que la economía en las carreras de montaña es fundamental. Salí totalmente con la cabeza loca pensando en intentar correr siempre al máximo a ver que pasaba y pasó lo que tenía que pasar y es que en el kilómetro 17 de carrera después de una bajada rapidísima me quedé vacío y en las siguientes cuestas las piernas no respondieron. Fué una buena lección.



Después ya vendrían las primeras incursiones en la larga distáncia y me apunté a tres marchas de resisténcia de la FEEC de 62 , 69 y 80 km.



La primera de ellas fue Pels Camins dels Matxos y la prudéncia fue la premisa básica. Así de prudente fuí que terminé la marcha aún teniendo mecha por quemar. Pero las sensaciones fueron buenas y fuí consciente que podía haber dado más aún habiendo subido al Puigsacalm.



Las dos siguientes El Meridià Verd y La Marcha Románica fueron bién diferentes, la primera casi toda de bajada y muy corredora saliendo de madrugada de Viladrau y terminando en la playa del Masnou a mediodia. Disfruté como un niño corriendo rápido y terminé segundo. Y en Navàs empezamos de tarde y acabamos a las tres de la madrugada, para mi fue la primera experiencia nocturna y además tuve dolores estomacales y vómitos. Fue toda una experiéncia ya que a pesar de la novedad y la novatada del estómago las sensaciones al final de la marcha fueron buenas. Bién es cierto que des de mitad de recorrido hasta el kilometro 65 más o menos sufrí lo mío, primero los vómitos y posteriormente las piernas que no andaban. Me llevé una buena lección y además recibí algún que otro consejo de un master de las ultra.



Con unos cuantos kilometros en las patas y con las tres pruebas del circuito de marchas de resistencia de la feec decidí apuntarme a mi primer Ultra Trail, el Ultra Trail de Coll de Nargó. Ahora ya iba en serio, la primera carrera de montaña de larga distancia. Recuerdo en la salida que mi último pensamiento antes del pistoletazo fue ‘Jordi a pasarlo bién’ y así fué. De menos a más salió una carrera genial, hasta el kilómetro 30 corría según me pedía el cuerpo y paraba a comer y beber sin prisa. Pero a partir de ese momento los flechas de delante fueron cayendo uno a uno hasta encontrarme delante de la carrera en el kilometro 40. La sorpresa fue enorme al verme delante y se me hizo rarísimo correr sin referencias por delante y pensando en los de atrás. Corrí y sufrí y me acordé muchísimas veces de mi abuelo recién fallecido que siempre me echa una buena mano allí donde esté. Y terminé la carrera ganando por sorpresa de todos. En la meta me esperaba Anna como siempre y lloré como nunca, ha sido el mejor momento de toda la temporada sin duda. Aún ahora escribiendo estas línias me emociono.



La siguiente prueba en el calendario era el Ultra Trail de Andorra, todo un hueso. Por suerte en Coll de Nargó había conocido a los hermanos Rossell de Andorra, unos locos por la montaña y unas máquinas de personas, y me lo monté para quedar con ellos y subí a hacer reconocimiento del recorrido un par de semanas antes de la prueba. Y suerte que lo hice porque sinó no me imagino que hubiera pasado el dia de la carrera. Ya sabía de su dureza pero nunca me hubiera imaginado hasta qué punto. Con lo que me planté el viernes 25 de junio a las 12:00h de la noche en la salida con un gran conocimiento de lo que serían los siguientes 112km. Tengo muchos momentos guardados en la retina como en la cima del Comapedrosa con la luna llena iluminandolo todo y la gaita y el tambor sonando. La siguiente bajada esquiando sobre las zapatillas, el precioso trozo del Coll de la Botella con las primeras luces del dia, la subida als Pessons… joder que largos se hicieron y en la parte final de la carrera después de les Bordes d’Envalira y a 2.400m intentando progresar helado de frío bajo una granizada y encontrando un corredor con un ataque de hipotermia. Fueron 21horas muy intensas, con muchas sensaciones diferentes y viendo como me adaptaba a cada momento. Y sobretodo fue mi primera gran experiéncia en este fantástico mundo ultra.



Los planes del año se habían terminado y dejaba los meses de después de verano abiertos sin ningún objetivo concreto. En verano cogí bastante la btt y también nadé en la playa. Y se nos ocurrió con unos amigos hacer a mediados de Setiembre los 85 primeros kilometros de la etapa conmemorativa de los 100 años del Tour de Francia en los Pirineos que empezaba en Bagneres de Luchon y pasando por el puerto del Peyresourde y el Aspin coronaba el Tourmalet en el kilometro 85. Lamentablemente al final no pude ir pero me llevé una buena preparación.



Y volviendo a las Ultra y con el buén sabor de boca que me dejó la UT de Coll de Nargó aproveché la invitación de la organizaciín y me apunté al UT de Guara Somontano, gracias Arcadi, Quique y Javi. Y aquí llegó el fiasco del año, empecé bién corriendo rápido a veces delante y a veces detrás de todo un fuera de série como Oscar Perez pero aún no sé dónde me perdí y confundí las marcas de la Trail con las de la Ultra Trail y decidí después de unos 5 kilometros de camino equivocado irme para Alquézar y dejarlo para otro año. Os recomiendo el pueblo y la zona, simplemente precioso.



En Octubre y ya de bajada de volúmen me esperaba el marató de Sant Llorenç Savall con el objetivo de repetir el tiempo del año anterior y lo mejoré unos 3 minutos, acabé muy contento con la quinta plaza. Y a principios de Diciembre corrí la primera edición del maratón de l’Ardenya con una magnífica segunda posición aunque notando que el cuerpo necesita un descanso para estar listo de cara a enero de 2011 empezar la preparación.

Ha sido un año fantástico para ser mi primera temporada con pruebas ultra, aparte de los buenos resultados obtenidos me llevo grandes entrenos en Setcasas, en Núria, en La Mola, en Tuixén y en el Cadí. Y sobretodo me llevo de este 2010 los buenos momentos compartidos corriendo y charlando con buenos amigos Ultra.

3 comentarios:

  1. si això és la teva primera temporada d'ultres, ja cal que ens calcem pel que vindrà !!
    endavant Jordi, que això de l'UTMB ho tens fet

    ResponderEliminar
  2. Eiger! aniré fent sense canvis de ritme que sinó em desmonto! com un tractor a ritme constant i sense parar. El turbo te'l deixo a tu.

    ResponderEliminar
  3. Nanooo que el 2011 promet encara més emocions i bons resultats, ja veuras!!! Bon resum de temporada, per cert.

    ResponderEliminar